Todo niño merece ser escuchado - La necesidad de hacerle sentir valioso

Cada pequeño necesita ser escuchado para ser tomado en cuenta y sentirse amado por su entorno.

Carmen Prieto Ribó
Carmen Prieto Ribó Educadora infantil

Dentro de la crianza respetuosa todo niño merece ser escuchado y la necesidad de hacerle sentir valioso comienza dando al niño el lugar que le pertenece siendo tenido en cuenta, amado, respetado y, por supuesto, escuchado atentamente, desde la empatía y la comprensión. Los niños necesitan sentirse útiles para fortalecer la confianza en sí mismos.

En sus primeros años de vida el niño está construyendo su forma de verse a sí mismo, sus relaciones sociales y su manera de ver el mundo. Es justo en ese momento en el que recibe frases como: 'eres malo', 'no sabes hacer esto', 'no hables', 'me tienes harto', etc., es también cuando los niños se sienten ignorados por la falta de escucha activa por parte del adulto rompiendo la confianza que tiene en sí mismo.

La necesidad de todo niño a ser escuchado, ¿por qué lo hace sentir valioso?

Todo niño merece ser escuchado

Escuchar a diario estas frases y sentir el vacío de que no se le escucha ni se le hace caso, provoca en el niño, cuando es adulto, falta de autoestima, incapacidad para hablar en público y para escuchar lo que se le cuenta, sentirse fracasado e incapaz de hacer lo que desea, quiere sentirse constantemente el centro de atención, la percepción que tiene sobre lo que los los demás piensan sobre él suele ser errónea, etc. Todo esto y mucho más se debe en gran parte a las carencias que ha tenido en la infancia.

Cuando un niño interrumpe una conversación es porque tiene algo que decir que para él es importante. En ese momento deberíamos agacharnos, ponernos a su altura y escucharle atentamente. Si estábamos hablando con otro adulto, este entenderá perfectamente que tienes que atender la necesidad de tu hijo. Pero muchas veces, los niños reciben en estos casos negativas como: 'Están hablando los mayores', 'ahora no', 'deja de interrumpir', 'luego me dices', 'eso ya me lo contaste', etc.

El mensaje que le llega al niño de este acto que lo que él quiere comentar no tiene importancia. Con estos actos y estas palabras, los niños aprenden a callar y a no escuchar. Cuando llega la adolescencia queremos que nos cuenten cosas de su día a día, pero si le enseñamos durante su infancia que lo que tiene que decir no es importante, no lo hará.

Vivimos ante una sociedad que no ve a los niños. Debemos tratar a la infancia como tratamos a cualquier ser humano, con respeto y empatía. Ya que los niños son personas. Crear una comunicación entre el niño y el resto de miembros de la familia es vital para crear un ambiente de armonía en el hogar. Escuchar lo que tiene que decir y valorarlo, acorde con la importancia que el niño le da a lo que está contando.

9 pasos para hacer sentir escuchado y valioso a tu hijo

Cómo hacer sentir escuchado y valioso a un niño

Sigue estos consejos para hacerle sentir a tu hijo que le escuchas y, sobre todo, respetas su opinión: 

  1. Explícale con un lenguaje claro y fácil, adaptado a su edad lo que ocurre a su alrededor sin mentiras. Los niños también viven en el mundo que nos rodea, por eso es importante hacerles saber lo que está pasando, dejar los temas tabúes y tener buena comunicación, sobre todo si se trata de un problema familiar que a él también le influye, directa o indirectamente.
  2. A la hora de tomar decisiones en el hogar, déjale participar. Puedes ofrecerle opciones acordes a su edad. '¿Qué podemos comer hoy: lentejas o garbanzos?' Se sentirá muy útil y especial.
  3. Dale responsabilidades en función a su edad. Confía en tu hijo, déjale hacer, deja que se equivoque y que de ese error pueda aprender, siempre acompañándole.
  4. Trata de solucionar los conflictos junto a él y ofrécele alternativas. No le pongas etiquetas. No le juzgues. No le reproches.
  5. Valida sus emociones. '¡Qué feliz te veo, me encanta verte sonreír así!' 'Estás enfadado y lo entiendo, querías quedarte un rato más en el parque, ¿te parece bien si vamos a casa y allí jugamos juntos un ratito más?'
  6. Establece límites claros y coherentes desde el respeto, con amor, empatía y comprensión.
  7. Valora su esfuerzo con frases de aliento, no de alabanza. Cree en él. '¡Lo vas a conseguir!', '¡Tú puedes, ánimo!' 'Lo estás haciendo perfecto'.
  8. Hazle saber que es muy importante. Dile todos los días que le quieres muchísimo, que es especial y único. Los niños necesitan sentirse queridos todo el tiempo.
  9. Sé el adulto que necesitabas cuando eras un niño y aplícalo con tu hijo.
Por estas razones es que todo niño merece ser escuchado y la necesidad de hacerle sentir valioso debe ser satisfecha por quienes le rodean, empezando por sus padres. La crianza respetuosa se basa en la escucha activa y en la valía que le damos a los pequeños. ¡Sé tu mejor versión como padre!

Puedes leer más artículos similares a Todo niño merece ser escuchado - La necesidad de hacerle sentir valioso, en la categoría de Derechos del niño en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: